[Reseña] Los Pasos de Papá

Escrita y dirigida por Mike White, “Los Pasos de Papá” está protagonizada por Ben Stiller, Austin Abrams, Michael Sheen, Luke Wilson, Jemaine Clement y Jenna Fischer.

Brad Sloan (Ben Stiller) lleva una vida promedio mientras se dirige a Boston con su hijo, Troy (Austin Abrams), un músico que quiere estudiar en Harvard. Vive en su casa de Sacramento con su esposa, Melanie (Jenna Fischer), pero le preocupa cómo podrán financiar la educación universitaria de Troy, siendo Harvard la primera opción.

La vida de Brad no es lo que él pensó que sería después de graduarse en la universidad. Sus amigos, el crítico y autor de televisión Craig (Michael Sheen), el fundador de fondos de cobertura Jason (Luke Wilson), el empresario jubilado Billy (Jemaine Clement) y el gran conductor de Hollywood Nate (Mike White), están en un lugar tan exitoso en sus carreras que uno no puede evitar pensar que Brad está celoso y siente envidia de sus vidas, por él vivir en un nivel más bajo. Brad opera una organización sin fines de lucro que ayuda a otras organizaciones sin fines de lucro con sus redes sociales y utiliza plataformas de medios sociales para recaudar dinero. Y así, a lo largo de la película aprenderemos que los amigos de Brad no están tan bien como él cree.

Si bien es notable por sus papeles cómicos, Ben Stiller ha demostrado que puede asumir papeles serios como en “Greenberg” y “La increíble vida de Walter Mitty”. En “Los pasos de papá”, nos regala en este drama cotidiano a un personaje central que es tanto el protagonista como su peor antagonista, a través de una incesante voz en off que nos abre a sus pensamientos. Stiller encarna el miedo al fracaso a la perfección en una las actuaciones más contundentes de su carrera.

Sheen, por su parte, compensa con creces su actuación en “Mi nueva yo”. Su personaje es un ex secretario de prensa y aunque su papel no es lo suficientemente grande, a uno le gustaría ver más de él, tal vez incluso en una película derivada.

Esta película es muy diferente de “Una cena incómoda”, también escrita por White y que reseñé en una emisión pasada. Mientras que en la anteriormente mecionada toma el punto de vista de una mujer de clase media y sus sentimientos hacia los ricos, “Los pasos de papá” lo mira desde la perspectiva masculina con sátira y compasión.

La fotografía y la música son correctas e invitan a este recorrido algo melancólico por una crisis inevitable. Seguramente no será un gran éxito comercial pero es de esas películas que sirven para pensar y debatir un rato. Me gustó su corte independiente y el compromiso de Ben Stiller. A esta cinta le doy un sólido 8 de calificación.

Un comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *