[Reseña] Extraordinario

Extraordinario es una película dirigida por Stephen Chbosky, quien inicio en la industria tras escribir, dirigir y actuar en la película independiente Las cuatro esquinas de ninguna parte que fue aceptada por el Festival de Cine de Sundance, y se convirtió en una de las primeras películas en ser exhibidas por el Sundance Channel. La cinta está basada en la novela Wonder de Raquel Jaramillo Palacio, con guión adaptado por Steve Conrad y Jack Thorne. En ella vemos a actores maduros, de la talla de Julia Roberts, Owen Wilson y Mandy Patinkin, y por supuesto, al cinta basada en el ambiente escolar, a jóvenes talentos, como Jacob Tremblay, Noah Jupe, Elle McKinnon y Noah Jupe, entre otros.

La película se centra en el inicio de la vida escolar de August Pullman, un niño nacido con malformaciones faciales que, hasta ese momento, le habían impedido ir a la escuela. Pronto Auggie se convertirá en el más improbable de los héroes al iniciar su quinto grado en el colegio local con el apoyo de sus padres. Muchas cosas se pondrán a prueba, como la compasión y la aceptación de sus nuevos compañeros y del resto de la comunidad.

Extraordinario desarrolla la historia de este chico, que había estado conforme con esconder sus imperfecciones faciales ocasionada por las cirugías reconstructivas tras un casco de astronauta. Pronto se dará cuenta que el mundo exterior le exigirá ser honesto consigo mismo y con los demás y afrontar con valentía el rechazo para ser merecedor de la aceptación y la amistad.

Si algo destaca en esta cinta son las actuaciones de estas nacientes luminarias. Jacob Tremblay (a quien recordamos del filme La habitación, junto a la talentosa Brie Larson) hace un gran papel como Auggie, otorgando al público una actuación verídica. Hay que decir que aquí Stephen Chbosky hace un gran trabajo con los niños, quienes se han dejado llevar de la mano y como resultado tenemos una cinta que no se siente ni se ve para nada artificial. Las riñas, por poner un ejemplo, son prueba fehaciente de ello.

La cinta explora además las emociones y el crecimiento de otros personajes secundarios, como la hermana de Auggie, Via -interpretada por Izabela Vidovic, una pequeña actriz mucho más conocida por su participación en televisión-. Via, al principio, se muestra recusante a mostrar a su hermano a sus compañeros y amigas escolares por temor a que lleguen a lastimar al pequeño Auggie. El otro gran ejemplo del desarrollo de los personajes secundarios recae en los padres del niño, interpretados por Owen Wilson y Julia Roberts. Esta última nos deja ver a la madre preocupada pero segura de que la mejor opción para su hijo es salir al mundo y pasar por lo que debe de pasar un chico con deformaciones faciales. Agregamos también como mención honorífica a la excelente actuación de Noah Jupe, que hace el papel de Jack Will, un chico que pronto rompera la barrera y comenzará a relacionarse con nuestro querido personaje principal.

En cuanto a la música y la fotografía, corrieron por parte de Marcelo Zarvos y Don Burgess, respectivamente. Ambos apartados me parecieron correctos, tanto en momentos joviales como en los emotivos.

Extraordinario nos muestra que el bullying escolar puede ser inevitable, y que la misma vida incluye ese tipo de rechazos, pero con el apoyo de los adultos y los amigos, se puede salir de ello. Sólo hay que hablar y formarse un carácter desde pequeño. A esta cinta le doy un 8 de califición. Vale la pena verla en cine.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *